domingo, 11 de octubre de 2009

En mis nocturnos sueños imagino que te tengo

Siegfried Zademack






  • Porque tú estás dentro de mí,

  • y yo, sin ti,

  • ya no soy yo.


El amor que arrebata el mundo y que nos hace vibrar en sintonía con el universo. La vida que fluye en razón de que alguna estrella se ilumina cuando dos personas se enamoran, las leyes incomprensibles de los sentimientos que hacen nacer galaxias enteras, porque Venus vive en los mundos habitados y en los que están por existir y se hacen realidad, cuando travieso Cupido mira hacia un horizonte nuevo.
Quisiera a modo de agradecimiento hacia el Catedrático de Latín y Griego: mi adorado Antonio Martín Ortiz, por el poema iluminado que ha escrito, introducir éste con unas palabras de mi texto favorito de Horacio.



Correggio

Horacio, Carminum IV, 1

  • ¿Mueves de nuevo guerras, Venus
  • después de paz tan prolongada?
  • Déjame, te lo ruego, te lo ruego.
  • Pero, ¡ay!, ¿por qué, por qué, Ligurino,
  • corre una lágrima furtiva por mis mejillas?
  • ¿Por qué un poco elegante silencio
  • paraliza mi lengua y mi elocuencia?
  • En mis nocturnos sueños imagino
  • que te tengo, que te persigo a ti,
  • que vuelas por la hierba del campo Marcio,
  • que te persigo a ti, cruel, por el agua inconstante.


David Roberts





Y así vuela lleno de inspiración clásica nuestro Antonio, así vislumbra el campo Marcio, y así los clásicos han hecho mella en su alma que se desgrana en líricos colores y se pinta con los frescos de la villa de los Misterios de Pompeya, soles y ramos de belleza.




Julia Bekhova




Ya los dioses sentados en dulce anfiteatro aplauden su aparición. He aquí al Maestro:




Tú,
con la sonrisa en el rostro,
al son de una música celestial,
las palabras titubeantes
que salían de tus labios…
y de los míos.

Y todos esos nombres
de gente importante,
que ya no lo eran,
porque tú lo eras todo,
y lo sigues siendo.

Me pareció por un momento,
que todo estaba al revés,
o casi todo,
porque la mujer
de Van Oostzanen
parece real:
ésa eres tú.
Y la de Rebecca Campbell,
también es real,
pero no eres tú,
porque está al revés.

Y es que yo
no quiero olvidar,
ni mucho menos olvidarte a ti,
porque tú estás dentro de mí,
y yo, sin ti,
ya no soy yo.

En ese caso,
sería otro,
y yo quiero seguir
siendo yo,

pero contigo.


Antonio Martín Ortiz




Nicoletta Tomas Caravia




Lovis Corinth




William Bouguereau




Joseph Mallord William Turner



  • ¡Oh, suene de contino,

  • Salinas, vuestro son en mis oídos,

  • por quien al bien divino

  • despiertan los sentidos

  • quedando a lo demás amortecidos!


  • De todo corazón para Antonio de su admiradora Ἑλένη, con beso gigante de cariño, admiración y agradecimiento.


Tatyana Fedorova



Firmado: Elena Pascual




34 comentarios:

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Elena Pascual, Elena Clásica, más Clásica que nunca, Φίλη Ἑλένη, Querida Elena,

Acabo de ver y gozar el tiempo que me has dedicado de tu preciosa vida y con la urgencia que requiere el caso, ante esa selección tan bien hecha de la Oda de Horacio que citas, y la excelente traducción que has escrito, el poema de nuestro Fray Luis dedicado a Salinas, esas pinturas de artistas tan variados, en el tiempo y en el espacio, con un tema común que las une, el Erotismo mejor entendido en sus diferentes formas, tema que me apasiona, como “El Beso” de Zademack, ese Júpiter intentando hacer práctica de su poder seductor, de Correggio, “Los Amantes” de Nicoletta Tomas Caravia, “El Nacimiento de Venus” de William Bouguereau, y otras varias que serán citadas en su momento, puesto todo ello junto a tus elogiosas palabras y otras que, en un momento feliz salieron de mi pluma, todo ese conjunto ha provocado en mí una especie de éxtasis, una conmoción de lo más íntimo de mi persona, de tal forma que me es difícil creerme merecedor de tanta atención por tu parte.

Con todo, lo más importante eres tú, y tu capacidad inmensa de reconocer lo que de bueno pueda haber en los demás, porque tú, querida Elena, eres así: eres generosa y sublime, al tiempo que estás repleta de la inspiración que infunden las Musas a las personas que tienen capacidad para recibir ese don y, además, están dispuestas a recibirlo.

Ya te lo he dicho alguna que otra vez: leerte a ti es trasladarse al Paraíso, o mejor dicho, a los Campos Elisios, que es mucho más Clásico. Es que a mí, encontrarme a tu lado, junto a Horacio, a Fray Luis, y todos esos genios de la pintura, es una cosa a la que no estoy acostumbrado, pero, bueno, te estoy sumamente agradecido por tu generosidad y tu grandeza de alma, al tiempo que reconozco tu delicadeza y finura, sin olvidar tu inspiración, que es mágica.

Es éste, como puedes suponer, un comentario primero, hecho con cierta prisa, al son de los latidos que me ha provocado tan grandioso homenaje, comentario al que le seguirá en días próximos otro más extenso y más sosegado y seguramente más adecuado porque, ahora mismo, me siento incapaz de quedar a tu altura: tan sublime y cariñoso es lo que has escrito.

Te renuevo mi más sincera amistad, y te envío un abrazo, con el mismo énfasis que el que le dio Júpiter a Calisto (Ovid. Met.II, 428-431), porque, como bien sabes Καλλιστώ [Kallistố], de καλλίστη [kallístê] significa en Griego”‘la más bella”.

Antonio

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

El amor, qué necesario, qué necesario.

Lozzano dijo...

Un homenaje precioso, enhorabuena a Antonio, con el que estoy de acuerdo en tu capacidad inmensa de reconocer lo que de bueno pueda haber en los demás, generosa, sublime, difícil expresarlo mejor, añadiría atenta, intuitiva, aguda...
Con respecto a las pinturas que es el lenguaje en el que yo me expreso (con mayor o menor acierto), me han parecido muy acordes con los textos, y en cuanto a la de Lovis Corinth, me apasiona ese pintor, significa mucho para mí y la obra expuesta es una de mis favoritas de él.
Un besazo.

carmensabes dijo...

Un homenaje encantador para un Maestro que nos enseña a través de las lenguas vivas y en pleno auge como son los clásicas.

El comentario que se ha transformado en lirismo por parte de Antonio al publicarlo en tu entrada adquiere la dimensión que merece. Lírica, amor con reminiscencias clásicas nos transportan a un mundo onírico y hermoso.


El poema del gran Horacio es en extremo bello y nos enseña la dimensión del amor universal desde que el mundo es mundo.

Y en cuanto a Fray Luis de León, un ilustrado y culto ser humano que compuso los versos más intensos y profundos de nuestra lírica española, despertando nuestro interior y nuestro espíritu que tanto necesita de poesía.


Un conjunto espléndido y apasionado para recrearse con placer y deleíte.

La última pintura de la rusa Federova es un símbolo hacia Antonio divino, mostrando admiración y generosidad.


Un abrazo enorme.

helena dijo...

Querida Elena
Leer tu entrada y los versos de Antonio Martín Ortiz es una experiencia que eleva el espíritu y hace renovar la fe en el ser humano que es capaz de amar tan apasionadamente.
Preciosas las pinturas y en especial la de Nicoletta Tomas y, por supuesto, la de mi admirado Turner,que supo pintar como nadie las tormentas y el mar embravecido.
Mi sincera admiración para los dos.

Carla Tormenta dijo...

Veo, leo, me descubro ante la fuente del saber.
Tener al alcance a un eminente catedrático de lenguas clásicas y tener la oportunidad de aprender y poder amar y disfrutar con escritores de la talla de Horacio es un lujo que ahora tenmos al alcance gracias al Maestro Antonio Martín Ortiz.

Su generosidad queda patente al leer su poema entrañable dedicado a ti querida Elena.

Sus palabras reflejan perfectamente tu esencia, una sabiduría y una deliciosa persona que no duda en compartir y en regalar a todos nosotros instantes y conocimientos únicos.

El post, es una felicidad llevada al extremo de los sentidos donde cada uno podemos ser los protagonistas de una historia de amor. Nunca hubo froneras, ni hace miles de años ni ahora.

Recibir los dos un cariñoso abrazo de admiración.

carloscbm dijo...

No soy humano, ni hombre siquiera, pero en la galaxia donde habito me enseñaron que existen Maestros expertos en el arte de divulgar lo que ellos un día aprendieron.

También sé que hace dos mil años hubo sabios y aprendices y que el amor era y será lo que mueve el mundo, en todo el universo, en el mío también.


Me encuantro esta noche disfrutando del lado humano, siendo uno más, como vosotros y me complazco en la lectura de almas llamadas a propagar la literatura y el arte esencial y universal.


Me dejo arrastrar por seres superiores y leo con admiración poema de Antonio, palabras de Elena y cuadros majestuosos que me hacen sentirme hoy un poco humano.

Soledad Sánchez M. dijo...

Es una auténtica delicia.

¿Qué más puedo añadir?

Tu poema del olvido, magnífico, Elena, ha levantado una respuesta magnífica también por parte de Antonio... de la que tú has sabido hacer un bello homenaje.

Gozar de esta suma de inteligencia es un auténtico placer. Sin embargo, ya me conocéis, y sabéis que antepongo la belleza de vosotros dos como seres humanos. Vuestra exquisita sensibilidad y vuestras ganas de ofrecernos un trabajo medido y mimado, robando, seguramente, mucho tiempo de vuestros quehaceres cotidianos.

Debe quedaros la satisfacción de que quienes nos acercamos a vuestros espacios, lo hacemos conteniendo la respiración, ante las siempre gratas y bellas sorpresas que tenéis preparadas para nosotros.

De verdad, un auténtico lujo.

Un beso muy fuerte, Elena.

Soledad.

PROSERPINA dijo...

Elena que puede decir una personilla ante tan gran exposición de amor,amor con fuerza de huracan que arrastra la arena que encuentra en el desierto de la vida, depositándola con genio en el interior del hueco negro de una roca teatral y aduladora. Fiel y leal te muestras, segura de tu reclamo cautivador,
permanezca la arena como tal o se trunque en un enigmático hechizo de tus entrañas como manantial de oro, ese amor dará paso a otro amor incontrolable. Proserpina

Es salido del corazón.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Elena Pascual, Elena Clásica, Ἑλένη,

Paso ahora a hacer un comentario un tanto sosegado, con un índice grande de agradecimiento por las palabras y las imágenes que has insertado en ese espacio tan exquisito, que es tu casa preferida, en la que se entra, siempre que uno quiere, porque la ventana la tienes siempre abierta.

Nos explica Ovidio (Metamorfosis, II, 428-431) que Júpiter se había quedado prendado de la belleza de Calisto, que, como bien sabes, significa la más hermosa. Júpiter había adoptado una forma que no era la suya. Aquí tienes lo que ella, una ninfa seguidora de Diana, le dice, y lo que él, Júpiter, pìensa:

”Salue numen, me iudice” dixit,
“audiat ipse licet, maius Ioue”. Ridet et audit
et sibi praeferri se gaudet et oscula iungit,
nec moderata satis nec sic a virgine danda.
(Ovidio, Metamorfosis, II,428-431)

Le dice: “Salud, divinidad superior, en mi opinión, a Júpiter, aunque él mismo me oiga”. Se ríe él y oye y se alegra de que se le prefiera a sí mismo, y le da en la boca besos desenfrenados e impropios de que los dé así una virgen
.
(Traducción de Antonio Ruiz de Elvira)

Pues a mí me ocurre lo mismo, y no es que yo quiera compararme con esa divinidad, pero sí es bien cierto que esa Calisto me hace pensar en ti, esa Calisto a la que le vamos a añadir la inspiración de las nueve Musas, hijas las nueve de Júpiter, y la inteligencia de Atenea, hija a su vez también de Júpiter.

Y es que yo quedo conmocionado, cuando regocijo mi vista en esas imágenes tan bien seleccionadas por ti, tan sugerentes y tan sugestivas:

El beso de Siegfried Zademack,
Júpiterz de Correggio
Los amantesz de Nicoletta Tomas Caravia
Innocentia de Lovis Corinto
El Nacimiento de Venus de William Bouguereau,

por citar sólo algunas.

Le añadimos a ello unas palabras exquisitamente seleccionadas por ti, palabras que yo escribí en un comentario que hice a tu sublime poema El olvido, palabras que sinceramente tengo que decirte que no tenían la pretensión de ser elevadas por ti a la categoría de Poema, pero que, bueno, si tú las consideras así, no estoy en condiciones de llevarte la contraria, porque sabido es por todos que de eso tú entiendes mucho más que yo, porque aquí la que tiene la inspiración de Las Musas eres tú.

Y, como colofón, intercalas, de forma armónica, tus inspiradas palabras, en prosa y en verso, con una Oda de nuestro Fray Luis y otra de nuestro siempre admirado Horacio, hermosas y bien inspiradas ambas y adecuadamente adaptadas al contexto general de este trabajo tuyo que por todas partes rezuma AMOR y AMISTAD.

Querida Elena, has hecho, como diría Horacio, un Monumentum aere perennius (Un monumento más duradero que el bronce (Carmina, III, 30, I).

Dentro de este ambiente que has creado, que roza lo sublime, por tu genialidad, haciéndome un homenaje, que estoy seguro de que no merezco, pero ¡bienvenido sea!, no me quedan ya palabras adecuadas, y que estén a tu altura, para despedirme, pero tengo un buen recurso: apropiarme de las tuyas que son insuperables:

EN MIS NOCTURNOS SUEÑOS IMAGINO QUE TE TENGO

Muchas gracias, amiga Elena, querida Elena, insuperable Elena y permíteme que te envíe, ¿cómo no? un beso gigantesco y más que gigantesco, un beso y un abrazo Titánicos

Antonio Martín Ortiz

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Bueno, como nada es perfecto, paso a corregir unos gazapillos que se me han colado. Donde dice:

El beso de Siegfried Zademack,
Júpiterz de Correggio
Los amantesz de Nicoletta Tomas Caravia

debe decir:

El beso de Siegfried Zademack
Júpiter de Correggio
Los amantes de Nicoletta Tomas Caravia

Isabel Romana dijo...

Muy bellos e inspirados los poemas de Antonio. En él han dado fruto - ¡y qué fruto! - los clásicos de los que se alimenta y nos alimenta. Felicidades a ambos, a él por sus poemas y a tí por colocarlos en tu página con tan bellas imágenes. Besos.

Loli Martinez dijo...

Muchísimas felicidades a los dos .Gracias por haberme regalado este ratito lleno de ARTE , he disfrutado muchísimo y mis sentimientos han salido a flor de piel .Vuestra magia se ha fundido.
Besos.

salvadorpliego dijo...

Me he quedado totalmente boquiabierto, entre letras, música e imágenes. Bellísimo!!!!!
Te felicito.

Mayte dijo...

Se ha unido la sensibilidad de tu amigo y poeta...a la maravillosa estética de tus imagenes elegidas...a todo el conjunto que es casi como magia...de verdad uno no puede soportar a veces tanto...;)

Un abrazo siempre preciosa y un bikiño pa´el poeta!!

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Elena, Ἑλένη,

Traslado aquí, a tu espacio, para mayor comodidad tuya, las palabras que te he dejado en el mío, a propósito del homenaje que le hemos hecho entre todos a Daniela:

Muchas gracias por tu elogioso comentario para los cuatro que formamos esta familia, y, en primer lugar, para Daniela, que era a quien he intentado homenajear. Uno se siente muy satisfecho cuando lee tus palabras y, más todavía, cuando sabe que tus palabras son sinceras y salidas de lo más noble de tu alma, que es muy grande. Si a ello le añadimos tus sólidos conocimientos en Literatura y Lengua y los elogiosos comentarios que has hecho en lo que Daniela escribió en su espacio, ya no hay nada que pedir. Ella se siente muy orgullosa de que una mujer de un nivel tan alto como el tuyo se haya tomado interés en leer lo que ella tiene escrito, y hayas hecho unos comentarios elogiosos a esos escritos. Muchas gracias, de verdad, querida Elena. Tú sabes quedar siempre bien y estás a la altura en todas las circunstancias.

Te hago llegar desde aquí el agradecimiento y la ilusión de Daniela y de todos los que conformamos este hogar, incluida Ana, que está orgullosa de opiniones tan cualificadas como lo son las tuyas.

Recibe un beso gigante, mi querida Elena, Ἑλένη,

Antonio

Andrea dijo...

Bellíííísimo Elena,

"el amor que arrebata el mundo y que nos hace vibrar en sintonía con el universo..."

Me emocioné leyendolo.

Un beso.

Albino dijo...

Una completa antologia de textos y de imágenes que me hacen recordar tiempos que, logicamente, solo estudié y que, con deformaciones, vi en el cine.
Esto me ha provocado ir a ver la película "Agora" de Amenabar, quiza por una asociación de épocas más que de ideas.
Un beso

TriniReina dijo...

Emocionada por el poema de Antonio y disfrutando de tu elección de pinturas, sólo me cabe deciros que os admiro y felicito y, cómo no, os agradezco tanta belleza.

Abrazos a repartir

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Elena Clásica, Elena Pascual, Ἑλένη,

Nuestra común amiga Soledad Sánchez Mulas, y yo mismo, te invitamos a que visites nuestros correspondientes espacios. Allí podrás comprobar que te hemos hecho un homenaje, que esperamos y deseamos que sea de tu agrado.

Recibe un beso, gigante, como siempre, de parte de Soledad y de parte mía.

Antonio

Soledad Sánchez M. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Soledad Sánchez M. dijo...

Como no podía ser de otra forma, suscribo las palabras anteriores de Antonio.

Espero, sinceramente, que te guste.

Te dejo aquí el comentario que acabo de escribir en su blog:

"Querido Antonio:

Con tu permiso y con inmensa alegría, me he apropiado de esta entrada para pasarla a mi blog.
El Poema del Olvido de Elena Pascual merecía, sin duda, éste y otros muchos reconocimientos.
El mejor de todos fueron tus versos...

Me ha parecido una idea estupenda agruparlos todos en una misma entrada.

Independientemente de su valor literario, yo deseo que recojan el testimonio de nuestra amistad.

Un beso, maestro.

Soledad."


Ha sido un placer participar en este poético juego de tres.

Un beso.

Soledad.



P.S.: Borré el anterior comentario porque no incluyó el mensaje a Antonio.

REBELDE dijo...

Lindas imagens e linda escrita Beijos.

Pau dijo...

A mí me cuesta ser clásica pero.... ¡estupendas extensiones que lleva Venus en el pelo!

José Ramón dijo...

Hola llegue a tu blog como muchas cosas pasan por causalidad pero e visto que está lleno de magia en tus palabras es real mente fantástico te felicito

Marina dijo...

LLego un poco tarde, pero ya sin dolor... y me alegro, porque este es un momento de alegría , sosiego y placidez.
Me uno a tu homenaje a ANtonio, a quien paso a conocer y, por supuesto, me uno encantada, al suyo hacia una poeta o poetisa o escritora o sencillamente, amante del mundo, como eres tú, querida Elena.

Pasar por aquí un rato, es entrar en una nueva dimensión, donde los sentidos se unen y disfrutan juntos... pues para todos hay y para todos sientes.
Un enorme beso.

Mayte dijo...

Un abrazo fuerte preciosa y que disfrutes tu fin de semana!

Mayte dijo...

Pues nada...bonita semana niña...que todos los sueños se despierten ya!

Bikiños...muchos.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Ya era yo sabedor de tu inspiración, como si de una Musa se tratase, y de tu inteligencia, que puede ser propia de la diosa Atenea, deduciendo todo ello por tus escritos, que rebosan lozanía y vitalidad. Ahora he entrado por tu ventana, una vez más, para recrearme en tu espacio, y me encuentro con una imagen que antes no estaba.

A todo lo anterior hay que añadirle ahora la belleza incomparable, que antes suponía y ahora veo confirmada. Es una imagen preciosa, llena de juventud y alegría, una imagen muy atractiva y de muy buen gusto: "Mirabilis uisu" (Una maravilla a la vista), que podría haber dicho Virgilio, u Ovidio. Una Dríade o una Náyade, perseguida por más de un dios. Así es la imagen que he visto hoy. Si quieres saber de quién se trata, pinchas aquí.

Un beso muy cariñoso, mi querida Elena, Φίλη Ἑλένη,

Antonio

Dilman dijo...

Luego de merodear en varias ocasiones por este sitio he decidido entrar y por la ventana. "El amor que arrebata el mundo y que nos hace vibrar en sintonía con el universo" embriaga y obliga a participar allí donde hay una permanente fiesta.
Gran homenaje al maestro Antonio cuyo generoso blog entre otras muchas cualidades es una entrada e invitación a este.
Mi gran saludo Elena Clásica!!!

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

y yo que la tuve...

Lozzano dijo...

Buen cambio. Me gusta muuucho mas tu foto que la ventana.
Añadir a mi comentario anterior...además Guapa.
Un besazo.

Marina dijo...

"En ese caso.
sería otro,
y yo quiero seguir
siendo yo,

pero contigo"

He vuelto a por estos versos, los necesito para enseñarle a una amiga los espacios comunes y compartidos... espero que lo entienda.
He vuelto tb porque tu espacio es perfecto para perderse un rato y dejarse llevar por la música y las palabras.
Un beso clásico.

Mónica Arroyo Parra dijo...

Hola, me gustó mucho tu página y la música de fondo te invita a quedarte admirando las bellezas que compartes. Gracias, buen fin de semana.
Cariños